¿Sabes si tu empresa o negocio tiene una buena protección de su red inalámbrica? Es importante que protejas bien tu red de internet para evitar robo de información y riesgos de tus cuentas de información.

Aquí te explicamos cuatro riesgos que existen por una mala protección en tu red.

Seguridad: pareciera que el tema de la seguridad nunca se tiene que tratar, pero hacerlo “obvio” es lo que hace que pase desapercibido por las empresas. De no atender el tema se ponen en riesgo todos los datos de cualquier dispositivo conectado a la red.

Conectividad: También es posible que cualquier persona pueda acceder a la red en el momento que desee, lo que repercute en la velocidad de la conexión y vulnera la privacidad del propietario de la red sin comprometer su ubicación si perfiles.

Contraseñas: si una persona llega a obtener las contraseñas de tus cuentas puede revisar cualquier cosa sin que muchas veces te des cuenta de esto. Es de suma importancia cambiar las claves de tu empresa de manera mensual y crear una contraseña que no sea repetitiva y que tenga el mayor nivel de seguridad.

Infección: una red inalámbrica abierta o con baja seguridad es más fácil de ser infectada por virus de red o malware, lo que podría, en los casos más severos, hacerte perder tus documentos y computadora.


Fuente: tecnoxxi.com